Cómo afilar una navaja de afeitar

Afeitado

Mejores afeitadoras del 2016/2017. Análisis de máquinas de afeitar y productos. Consejos de afeitado

Si has tomado la decisión de afeitarte con una navaja de afeitar, necesitas saber cómo afilarla. Así que, afilar una navaja de afeitar no es ciencia espacial, pero sí requiere un poco de práctica.

Afilar navaja afeitar

Si eres un novato, lo único que necesitas es una nueva navaja de afeitar y una correa de cuero. No tendrás que preocuparte de afilarla, por lo menos en un par de meses. Además, debes aprender la manera correcta de utilizar una correa de cuero con una navaja de afeitar antes de aprender a utilizar una piedra de afilar (de hecho, algunos hombres no sabemos ni siquiera usar una piedra de afilar, por lo cual utilizamos una correa de cuero exclusivamente).

Sin embargo, después de un par de meses, tendrás que afilar tu navaja. Si has estado usando una correa de cuero, probablemente sólo necesitas un buen pulido con una piedra de afilar. Recuerda que una navaja afilida es una navaja segura, por lo que es importante que la hoja esté bien afilada.

Afilar una navaja de afeitar tiene tres objetivos principales:

  • Enderezar la hoja y retirar cualquier suciedad o inconsistencias.
  • Suavizar el bisel (filo de la navaja).
  • Hacer el bisel tan afilado como sea posible.

Lo primero es lo primero: probar el afilado de tu navaja de afeitar

¿Necesita estar afilada la navaja de afeitar?. Es una pregunta importante. Tienes que ser capaz de reconocer exactamente lo poco afilada que esta la hoja incluso antes de empezar, así como que grano de piedra de afilar necesitas para restaurar el filo.

Normalmente serás capaz de saber que tipo de piedra de afilar necesita tu navaja, para que se adapte a tu forma de afeitar. Sin embargo, hay un par de "pruebas" que puedes llevar a cabo para comprobar el afilado de tu navaja.

  • Prueba 1: Afeitado. Esto es una obviedad. Simplemente date un afeitado. Busca cosas como la comodidad, tirones de pelo e irritación. Si tu navaja de afeitar tira de tu cabello, es que probablemente el filo este un poco romo (desafilado). Si se te irrita la piel, probablemente es que este demasiado afilada.
  • Prueba 2: Corte de un cabello. Aprieta los dientes y arráncate un cabello sano de la cabeza. Trata de no gritar. Sostén la navaja en la mano. Mantén el pelo en la otra mano por su raíz. Acerca el cabello a la navaja de afeitar. No lo cortes con la navaja. Deja caer el pelo en la navaja de afeitar. Si tu navaja esta bien afilada, el pelo se cortará limpiamente. Si el pelo se enganchó o se desgarro, es probable que tengas que afilar la navaja.
  • Prueba 3: Huella. Humedece tu dedo pulgar y pásalo por el borde de la navaja (no a lo largo). Busca la manera de que la hoja coja tu huella digital. Si se produce un ligero cosquilleo, probablemente la hoja esté afilada correctamente. Si se produce un cosquilleo más fuerte y básicamente has sentido como si se tratara de un cuchillo de cocina, probablemente no este lo suficientemente afilada.
  • Prueba 4: Uña. Pasa tu navaja sobre la parte superior de la uña húmeda (generalmente la del pulgar). Idealmente, la hoja pasará por encima de la uña y cortará sólo un poco. Si se desliza sobre ella como el hielo, probablemente esta desafilada.

Equipo

Para nuestros propósitos, vamos a centrarnos en las piedras de afilar (en lugar de la correa de cuero). Puedes conseguir diferentes tipos de piedras de afilar de muchos granos diferentes. Sin embargo, vamos a suponer que no estás afilando tu navaja de afeitar desde cero ni estas restaurando unas viejas navajas. Estamos asumiendo que sólo tienes que afilar una navaja que compraste. Para ello, tendrás que conseguir: una piedra de pulir de acabado de grano fino o una piedra de barbero.

En definitiva, aquí están las cosas que necesitas:

  • Una piedra de afilar.
  • Una correa de cuero (para mantener la hoja afilada).
  • Un soporte para la piedra de afilar (opcional, pero hace que el proceso sea mucho más fácil y más seguro).
  • Una toalla y una bandeja (para el agua, también opcional).

Nuestra piedra de afilar favorita

Hay un montón de diferentes piedras de afilar, pero tenemos una de ellas favoritas: la Wüsthof 4452. Esta es una combinación de grano 3000/8000, que se encuentra justo para la mayoría de las navajas.

Se presenta en una caja de madera que sirve también como base. La caja también ayuda a conservar la piedra en buenas condiciones, ya que la mantiene húmeda entre usos. La combinación de grano fino y grueso hace de esta piedra de afilar singularmente útil para afilar navajas de afeitar con muchos niveles diferentes de afilado.

Una de nuestras cosas favoritas sobre esta piedra, es el tamaño. Esta es una piedra de 6 centímetros. Muchas piedras de afilar son de 2,5 centímetros de ancho, lo que significa que la piedra no puede estar nunca en contacto con toda la longitud de la hoja de afeitar a la vez.

Esto hace que sea muy fácil terminar con inconsistencias, muescas y astillada. Con una piedra de 6 centímetros, puedes afilar la hoja en su totalidad.

Hay un montón de piedras de afilar por ahí, pero te recomendamos encarecidamente esta marca. Es una gran piedra para todo uso.

Cómo afilar una navaja de afeitar

Apoya completamente la navaja de afeitar en la piedra. La mayoría de las navajas de afeitar de hoy en día son navajas cóncavas. Esto significa, básicamente, que cada lado de la navaja tiene una forma cóncava, que le da a la navaja de afeitar un borde mucho más fino. Por lo tanto, cuando coloques la navaja horizontalmente en la piedra, será en un ángulo (ya que la navaja será más gruesa en el borde exterior).

Paso 1: Cómo afilar una navaja de afeitar

Este ángulo lo determina el fabricante y es generalmente una buena guía para el afilado. Además, en la navaja de afeitar se producirá un bisel constante y la uniformidad es muy importante en el afilado de la navaja de afeitar.

Dibuja una "X". Con la parte plana de la navaja de afeitar, oriéntala de manera uniforme a lo largo de la piedra. Dirígela lentamente por el borde grueso de la cuchilla. Tu hoja debe dibujar como una "X" en la piedra. Así, en cada paso, arrastra la hoja ligeramente hacia abajo. De esta forma ayudarás a evitar la ruptura de tu navaja de afeitar en el borde de la piedra. Si deseas un afilado de mayor seguridad para tu navaja, puedes biselar los bordes de la piedra, lo que reducirá en gran medida el riesgo de dañar la navaja.

Paso 2: Cómo afilar una navaja de afeitar

Utiliza movimientos suaves y ligeros. Mediante movimientos más ligeros afilarás la navaja de afeitar a lo largo de todo su filo. Cuanta más presión agregues, más fácil será que la navaja pierda el filo. Afilar una navaja de afeitar no es una tarea para hacer apresuradamente. Piensa en "calidad" y no en cantidad.

No la afiles demasiado. El exceso de filo será igualmente incómodo a la hora de utilizar tu navaja, dando el mismo resultado que si no estuviera afilada. Si la navaja está muy afilada te puede irritar la piel, así que mucho cuidado.

Artículos relacionados con Cómo afilar una navaja de afeitar