Cómo usar una brocha de afeitar

Afeitado

Mejores afeitadoras del 2016/2017. Análisis de máquinas de afeitar y productos. Consejos de afeitado

Una brocha de afeitar proporciona al usuario muchas más ventajas que aplicar simplemente la crema de afeitar con la mano.

La brocha de afeitar permite al usuario distribuir uniformemente el jabón de afeitar. Aunque tu mano puede hacer el trabajo bastante bien, simplemente no se puede comparar con la brocha de afeitar. La brocha de afeitar te permite distribuir rápidamente el jabón con el espesor óptimo y te permite aplicar una capa uniforme.

Cómo usar una brocha de afeitar

También las cerdas del cepillo exfolian tu piel. Ellas son capaces de llegar debajo de la piel antes del afeitado y ablandar la cara. Esto también ayuda a tu piel después del afeitado, con lo cual ayuda a mantener la piel saludable y combate cosas como la erosión cutánea, pelos encarnados, etc.

La brocha de afeitar eleva el vello facial para que pueda obtener un mejor ángulo cuando te estés afeitando. En general, esto te dará un afeitado más apurado de mayor duración.

Una brocha de afeitar te permitirá utilizar menos crema de afeitar o jabón por la sencilla razón de que no solo vas a conseguir aplicar el jabón de una manera más eficaz, sino que también podrás decidir el grosor de tu producto. Si utilizas jabón de afeitar, debería durar el doble de tiempo que si utilizas crema de afeitar.

Así que, en general, cuando se utiliza una brocha de afeitar, no sólo controlarás la aplicación del jabón de afeitar, sino que también te ayudará a conseguir un afeitado más apurado, con lo cual mantendrás la piel más suave durante más tiempo.

Cuenco o taza de afeitar

Además, tienes que tener un cuenco de afeitar o una taza. Hay diferentes tipos, es importante tener en cuenta que la cerámica necesita más tiempo para calentarse, pero mantendrá su calor durante más tiempo, esto es útil si vas a tardar más tiempo en afeitarte. Los cuencos de metal se calientan más rápido, pero también pierden su calor más rápido. Son muy útiles si tienes que afeitarte rápidamente.

Nuestros cuencos de afeitar preferidos son:

Tipos de brochas de afeitar

Hay varios tipos diferentes de brochas de afeitar. La gente por lo general no sabe esto y terminan por elegir una brocha que simplemente no es la adecuada para su piel. Aunque existen varios tipos diferentes, todas ellas tienen un propósito. Lo mejor es encontrar uno que se adapte a tu piel, no compres cualquiera, a continuación, hablaremos de las brochas más baratas y de las brochas de afeitar de viajes.

Cerdas sintéticas

Las sintéticas son buenas para las máquinas de afeitar húmedas y a los que les gustaría evitar el pelo de animal. Las cerdas son de una rigidez media. A pesar de que no mantenga la espuma, como las cerdas de tejon, siguen siendo capaz de dar una experiencia buena de afeitado en húmedo.

Cerdas de jabalí

Las cerdas de jabalí son las cerdas más rígidas de todas las brochas de afeitar. También son las más baratas. Lo bueno de las cerdas de jabalí es que puedan llegar fácilmente debajo de la barba y abrir realmente los poros. Puede que no sea la brocha más cómoda, pero sin duda es el más eficaz.

Cerdas de tejón puro

Las cerdas de tejón puro es el grado más bajo de cerda de tejón disponible, pero incluso este hecho hace que sea una brocha de afeitar de mayor calidad. Una buena mezcla es el tejón y el jabalí, porque tiene tejón, pero vienen con cerdas rígidas. Es una muy buena brocha intermedia.

Súper tejón

El súper tejón es una actualización del tejón puro, pero no es la mejor. Las cerdas son ligeramente menos rígida que el tejón puro, pero son un poco más rígidas que el tejón punta de plata, que vamos a hablar a continuación. Es el grado medio de brochas de tejón y puede ser identificado por sus distintas puntas blancas.

Tejón punta de plata

Una vez más, todo se reduce a tu estilo de afeitarte y la ternura de tu rostro. Sin embargo, es ampliamente conocido que el tejón punta de plata es la mejor brocha de afeitar disponible. También son las cerdas más suaves que existen. Sin embargo, tendrás que pagar por el lujo, estas brochas son caras. Si te afeitas en húmedo, querrás tener una de estas todo el tiempo.

Soporte para brochas de afeitar

También querrás invertir en un soporte. El soporte no tiene que contener todos los elementos del afeitado, pero que sin duda lo necesitas para mantener tu brocha correctamente. El almacenamiento adecuado de tu brocha de afeitar es absolutamente necesario. Estas son cosas caras, pero extenderán en gran medida la vida de tu brocha si la guardas correctamente.

Proceso de afeitado

Puede que algunas de las herramientas para afeitarte que te hemos comentado anteriormente te resulten caras o pienses que no las necesitas, pero creénos cuando te decimos que la brocha de afeitar sólo funcionará bien si la usas con las herramientas adecuadas.

Comienza por remojarte la cara con una toalla caliente. Darse un tratamiento con una toalla caliente hará que todo funcione mejor, pero sabemos que no siempre tendrás tiempo para eso.

Asegúrate de colocar tu pastilla de jabón en la parte inferior de tu taza de afeitar. Debe quedar bien encaja. Si es demasiado grande usa el microondas durante unos segundos sólo para ablandarla. Una vez que la has colocado en la parte inferior de la taza, deja que repose y asiente. Pon un poco de agua caliente en un recipiente, luego coloca la brocha en él. Déja reposar hasta que la brocha este completamente sumergida en el agua. Una vez que lo haya hecho, toma la brocha y golpéela suavemente contra el tazón para deshacerte del exceso de agua.

Ahora estás listo para crear la espuma. Empieza a frotar encima de la pastilla de jabón hasta que tenga una bonita y espesa espuma que puedas utilizar para afeitarte. Puedes optimizar la espuma para adaptarse a tu estilo. Cuanta más agua se agrega, más delgada será la espuma.

Es bueno tener una cantidad considerable de espuma en la brocha. Cuando apliques la espuma, trata de ir en círculos. Esto te ayudará a utilizar el cepillo a su máximo potencial. Con cada círculo, estás exfoliando tu piel al mismo tiempo, levantarás tu pelo y aplicarás una buena capa de espuma.

Después de que hayas terminado con tu afeitado, es crucial cuidar tu brocha. Comienza usando una toalla para secar la brocha. No quieres que quede con agua, sin embargo, si está húmeda, no pasa nada. Aquí es donde entra en juego tu soporte para brocha. Cuelga tu brocha de afeitar en tu soporte con las cerdas hacia abajo. Esto permitirá que se seque de manera uniforme y natural sin necesidad de utilizar una toalla o simplemente arruinar tu brocha. Si la guardas correctamente, maximizará la inversión que hiciste en tu brocha de afeitar.

¡Ya terminaste!. Dependiendo de cómo lo veas, el afeitado en húmedo puede ser un proceso muy gratificante. Claro, no es tan rápido como algunos de nosotros nos gustaría que fuese, pero si esta es tu preocupación, casi puedo garantizarte que si tu afeitado en húmedo es correcto, te ahorrarás tiempo más adelante, porque no tienes que afeitarte tan a menudo. Además, una vez que coges el hábito, podrás averiguar tu propio estilo. Una vez que lo averigües, el proceso de afeitado será mucho más rápido. Por último, hay algo intemporal y excepcionalmente varonil acerca de usar la brocha de afeitar y aplicar la espuma en la forma en que se ha aplicado desde hace cientos de años. Creemos que una vez que lo pruebes, es poco probable que vuelvas a las maquinillas de afeitar.

Artículos relacionados con Cómo usar una brocha de afeitar